Los ángeles siempre sugieren que nos mantengamos rodeadas de naturaleza porque a través de los árboles y plantas podemos recibir energía que nos ayuda a armonizar la nuestra y a sentirnos mucho más tranquilas y seguras.
Cuando nos enraizamos (conectar nuestra energía con la de la Madre Tierra), sentimos “los pies en la tierra”, con seguridad de poder lograr lo que deseamos y listas para dar el siguiente paso que nos llevará a nuestra meta.
Es importante pasar tiempo en la naturaleza porque nos ayuda a estabilizar nuestro chakra de la raíz. Cuando tenemos el chakra de la raíz armonizado nos sentimos seguros y sin miedo.
Por medio de este chakra nos conectamos a la Madre Tierra y de Ella podemos recibir energía renovada que nos ayuda a liberar muchas de las tensiones que acumulamos en nuestro día.
La mejor receta es abrazar un árbol. Por medio del árbol podemos incrementar nuestra conexión con la Tierra: abraza al árbol y le pides el favor que tome las emociones que ya no te sirven y los bloqueos energéticos que puedas tener; y que te brinde energía renovada, de paz y amor,
Si te queda difícil salir a un parque todos los días, trae la naturaleza a tu hogar u oficina. Las plantas siempre nos ayudan a mantener un buen ambiente y nos irradian tranquilidad.
¡Que hoy sea el mejor día de toda tu vida!