Nuestros ángeles nos ayudan y nos dan guía cada vez que lo pedimos. No es necesario hacer un ritual ni tener una plegaria especial. Con el simple hecho de pensar en nuestros amigos celestiales, vamos a recibir su apoyo.

Sin embargo cuando tenemos una gran dificultad o estamos pasando por un “mal momento” nuestra mente no deja de pensar al respecto y nos genera cada vez más angustia, tristeza, confusión, preocupación, desespero, etc. Nuestra energía se vuelve turbia y densa, como si tuviéramos una nube en la cabeza que no nos deja ver con claridad hacia donde podemos dar el siguiente paso. Y por lo mismo, también se nos dificulta sentir la presencia de nuestros ángeles.

Las velas se han utilizado por muchos años en varias religiones y rituales. Lo que he aprendido de los ángeles es que al encender una vela, estamos enfocando nuestra intención, nuestra mente se concentra en lo que deseamos sentir, y nos damos un momento de comunión con nuestros guías espirituales. Encender una vela es un llamado inmediato a los Seres de Luz. Además la luz de la vela es un símil de la Luz Divina, lo cual nos reconforta y nos da confianza en que todo esta bien.

Los colores de las velas

Los colores emanan vibraciones diferentes. A la vez los Arcángeles se pueden distinguir por tipos de colores. Por lo anterior, te aconsejo que cada vez que necesites invocar a un determinado Arcángel te fijes previamente en el color de su energía para así prender una vela de ese mismo tono y poder sintonizar con mayor facilidad con los atributos del Arcángel o con el tema que necesites trabajar.

VELAS BLANCAS – Para todos los Arcángeles: Contiene todos los colores del espectro. Por esto te sugiero que si no sabes cual color de vela usar, te inclines por una blanca. Las velas blancas se identifican con la verdad, la inocencia y la paz. También con la limpieza y la protección, por esto puedes utilizarlas para limpiar tu aura, para que exista la armonía en tu campo energético y para que tus energías positivas fluyan adecuadamente.

VELAS NARANJAS – Arcángel Uriel: Color cálido, activo y dinámico, que ayuda a subir el ánimo! al estimular nuestro sistema nervioso, potencian nuestro magnetismo, favorecen nuestro intelecto, y la expansión de nuestros negocios o nuestro campo laboral.

VELAS ROJAS – Arcángel Nathaniel: Es un color muy intenso, apasionante y se usa para llamar la atención. Usa velas color rojo si deseas incrementar la pasión por alguna actividad que realizas o por tu relación de pareja. También te las recomiendo se necesitas tener una “patada cósmica” (fuerza, empuje, vigor) en alguna área de tu vida. Si te hacen falta aventuras, emprendimiento, dinamismo o fortaleza este es el color ideal para sintonizar.

VELAS ROSADAS – Arcángel Chamuel (hay personas que perciben a Chamuel de color verde claro, sin embargo lo asocio a velas rosadas por las características de éste Arcángel). El color rosado simboliza la belleza y la esperanza. Se relaciona con los asuntos sociales, las amistades, al amor y el matrimonio. Prende una vela rosada para que tengas relaciones en armonía, equilibrio y ternura. El color rosa se identifica con el arte, la sensibilidad y la feminidad.

VELAS GRISES – Arcángel Raziel: Las velas grises se identifican con la edad, la madurez y la sabiduría. Ayudan a desarrollar nuestras capacidades de investigación. Nos llevan a la felicidad a través del conocimiento y los descubrimientos, y cultivan nuestros amores al aportarles entendimiento y comprensión.

VELAS AZULES – Arcángel Miguel: Cualidades como la nobleza, el honor, la inspiración, la fidelidad, la serenidad y la verdad se asocian al azul. Así mismo si necesitas proteger tu casa, negocio, o, a ti mismo, de energías de baja densidad (envidia, celos, mala intención, etc.), prende la vela azul invocando al Arcángel Miguel.

VELAS VERDES – Arcángel Rafael: Las velas verdes simbolizan la vida, la naturaleza y la bondad. Se las identifica con la juventud, el crecimiento, la abundancia, el equilibrio y calma.  Ayudan mucho también en la consecución de empleo y en la mejora de nuestro trabajo. Si necesitas enfocarte en la salud tuya o de algún conocido, la vela verde es la indicada. Se suelen utilizar velas verdes para atraer la suerte, prosperidad, fertilidad y, en general, todo lo que pueda estar relacionado con un futuro mejor.

VELAS AMARILLAS – Arcángel Gabriel: El Arcángel Gabriel es quien lidera los asuntos relacionados a las comunicaciones. El amarillo contribuyen a cultivar el intelecto y la autoestima de las personas. También ayuda en la búsqueda de la iluminación espiritual.

 

VELAS DORADAS – Arcángel Jofiel:  La vibración del dorado atrae el éxito en cualquier campo de la vida. El color dorado alimenta las aspiraciones relacionadas con diversas empresas y aunque se ha utilizado como símbolo de poder material, también esta relacionado con cualidades espirituales.

VELAS PLATEADAS – Arcángel Haniel: Las velas plateadas se utilizan para atraer la energía lunar. Ayudan a proteger nuestra psiquis y nos ayuda a desarrollar la clarividencia. El plateado se asocia a la plata (dinero). También la puedes encender si quieres tener sueños más vividos.

VELAS MORADAS – Arcángel Zadquiel:  El morado transmuta. Enciende una vela morada si deseas cambiar alguna situación de tu vida para tu bien mayor y el de todos los implicados. Zadquiel nos ayuda a adquirir más conciencia de nuestros pensamientos, es así como la vela morada se relaciona con la meditación y la espiritualidad.

*Al encender una vela debes estar atento de ella para evitar accidentes. Apaga las velas cuando te vayas del lugar y las vuelves a encender cuando estés presente.

Si tienes alguna duda, la puedes escribir en los comentarios.

Adriana Sierra Serrano